español galego english

Turismo Vilalba

Portada Contacto Mapa web

Descubre Vilalba  Patrimonio cultural  El rastro de la prehistoria  

Pena Grande

Pena Grande

Ahondar en el pasado de Vilalba supone hacer un viaje en el tiempo hasta la Prehistoria, época de la que se conservan multitud de vestigios en la zona. Lugares como los de Pena Grande o de O Carrizo, ambos en la parroquia de Santaballa, son muestra de cobijos de pequeños grupos humanos de los tiempos de la Cueva de Altamira, desde donde controlaban los pasos de animales en busca de pastos o agua.

De finales del Neolítico se contabilizan en tierras vilalbesas más de 220 sepulcros megalíticos, monumentos funerarios de los primeros agricultores que evidencian el respeto con el que se realizaban los entierros. Una muestra la encontramos en la parroquia de San Juan de Alba con la Roza das Modias, el ejemplo más importante de grabado prehistórico en el noroeste de la península en forma de líneas onduladas. Sita en el lugar de Muíño Pequeno, cerca de un caserío, en medio de los campos de la izquierda, será visible el túmulo, que se identifica por existir un árbol sobre él. Desde este punto también se contemplan otros seis monumentos que configuran a necrópolis completa.

Pedrachantada (Santaballa)

Pedrachantada (Santaballa)

A Pedrachantada, en Santaballa, es otra de las huellas megalíticas del municipio. Se trata de un menhir situado en el medio de una necrópolis compuesta por más de veinte sepulcros. Su función posiblemente esté vinculada a un culto en los cruces y caminos, por lo que algunos autores los consideran los antepasados más lejanos de los cruceros.

Sin salir de la parroquia topamos con la Medoña del Estelo, túmulo que contiene una cámara megalítica de grandes losas de cuarcita. Forma parte de una necrópolis más extensa que discurre al lado del Camino Real hacia Viveiro.

Los castros

Los asentamientos castrenses también tienen presencia en el municipio vilalbés, aldeas de la Edad de Hierro que en algunos casos fueron romanizadas.

Castro de Nete: situado en el lugar de Castro, se encuentra emplazado en un montículo. La fortificación contaba con tres murallas de las que sólo se conserva la norte.

Castro de Belesar: la citania emplazada sobre una elevación del terreno presenta un doble muro defensivo. Es también conocido como el de “Santa Catarina” a razón de la capilla que se construyó en adoración a la santa sobre él y de la que sólo se conserva una pared.

Castro da Torre (o de San Nicolás): al lado de la iglesia parroquial se sitúa el castro de San Nicolás, que debe su nombre a la capilla construida en las inmediaciones del yacimiento. La ermita fue asentada sobre una roca de cuatro metros, por lo que el acceso a ella se hace a través de unas escaleras. En lo que se refiere al castro, es de planta circular, está situado sobre una colina y cuenta con sólo un muro defensivo.

Castro de Vixil (Boizán): en el Alto de Vixil, lugar que ofrece unas hermosas vistas de la villa capital, es en el que se sitúa esta citania. De época prerromana y con sólo un muro defensivo, el antiguo poblado fortificado aún conserva restos de viviendas, chimeneas y hornos.

Castro de Gondaísque (Castro Grande): situado en una llanura irregular, es un yacimiento que consta de un recinto principal, de forma circular con varios fosos e parapetos, y de doble muralla defensiva. Presenta además restos de un amplio antecastro y de una villa romana a su lado (Vilar de Eimil).

Castro de Gondaísque

Castro de Gondaísque

 
Consellería de Innovación e Industria Icono de conformidad con el Nivel Doble-A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI

Oficina de Turismo de Vilalba - turismo@vilalba.org RSS
Calle Domingo Goás - 27800 - Vilalba (Lugo)
Tel.: 982 511 383