español galego english

Turismo Vilalba

Portada Contacto Mapa web

atrás Descubre Vilalba  Rutas  Las parroquias II: de Ladra a Boizán  

Ladra (San Salvador)

Después del desvío a Xoibán, volvemos a subir en dirección Vilalba y en el camino encontramos Ladra, parroquia situada en el margen izquierdo del río que le da nombre.
Los pazos de los Castros-Pita y de Arán, con capilla del siglo XIX, son una muestra del pasado señorial de la zona.

La visita puede proseguir por la capilla de Picouro y por el templo parroquial, en advocación a San Salvador, que conserva en su interior retablos de estilo salomónico y neoclasicistas.
Desde la iglesia, girando a la izquierda hasta llegar al lugar de Aguiar, y de ahí de nuevo a la izquierda, podemos rematar el paseo por Ladra en el castro que lleva su nombre. De planta ovalada y con sólo un muro defensivo, en él aparecieron restos que evidencian su posterior romanización.

Insua (San Bartolomeu)

Al oeste de Ladra, entre los ríos Ladra y Labrada, está Insua, que le debe su nombre a las pequeñas islas fluviales que se encuentran en la zona.

La visita por la parroquia comprende la iglesia parroquial, en advocación a San Bartolomé, y a la capilla de San Ramón, sita en el monte Louseiras.

El paseo por Insua concluye en la salida oeste, donde se encuentra el puente de Saa, que nos permite atravesar el río Labrada. Restaurada modernamente respetando su trazado medieval original, la construcción posee dos arcos de medio punto y una docena de desagües, que atestiguan las intensas lluvias que se registran en la zona en invierno.

Soaxe (Santa María)

Una vez atravesado el río Labrada y siguiendo por la Cardosa, llegamos a Soaxe, la parroquia más aislada del municipio de Vilalba.

Emplazada entre Pígara e Belesar, se trata de una tierra recojida y montañosa, dentro de la suavidad de curvas de la Terra Chá, y con pocos habitentes en los lugares de Casas Novas, Gaian y A Igrexia.

La visita al lugar para por la entrada al templo parroquial, que rinde culto a Santa María.

Belesar (San Martiño)

Hacia el norte, en el margen izquierdo del río Labrada, entramos en la parroquia de Belesar, la más extensa del territorio vilalbés.

La visita por el lugar nos lleva al Pazo de Meire, hoy en día dedicado a la cría de caballos españoles, e a la iglesia parroquial, templo originario del 1608 que guarda en el interior un retablo del siglo XIX.

El paseo por Belesar puede continuar por la orilla del río Labrada, donde poder admirar los puentes diseminados a lo largo de su cauce: Pedrouzos, Das Baionas, Gondeboi, Pazos y Meire. Este último nos va a servir de referencia para terminar el viaje por la parroquia en el castro de Belesar, al que se accede por la fuerte pendiente que podemos divisar desde este puente.

La citania, emplazada sobre una colina, presenta un doble muro defensivo. Es también conocido como el de “Santa Catarina”, a causa de una capilla en adoración a la santa santa que se construyó sobre él y de la que sólo se conserva una pared.

Torre, A (Santa María)

Por Pedrouzos accedemos a la parroquia de A Torre, donde el templo parroquial presenta advocación a la Santa María.

La visita por el lugar nos lleva al lado de la iglesia, donde se sitúa el castro de San Nicolás, que debe su nombre a la capilla construida en las inmediaciones de este yacimiento. La ermita fue asentada sobre una roca de unos cuatro metros, por lo que el acceso a ella se hace a través de unas escaleras. En lo que se refiere al castro, es de planta circular, está situado sobre una elevación del terreno y cuenta con sólo un muro defensivo.

Alba (San Xoán)

Un poco más arriba, en dirección Vilalba, llegamos a San Juan de Alba, parroquia en la que se sitúa la Roza de las Modias, el ejemplo más importante de gravados prehistórico en el noroeste de la península.

Sito en el lugar de Muíño Pequeno, cerca de un caserío, en medio de los campos de la izquierda será visible el túmulo, que se identifica por existir un árbol sobre él. Desde ahí también se contemplan otros seis monumentos que configuran la necrópolis completa.
El elemento más destacable de la Roza de las Modias son los grabados que decoran las piedras de la cámara, en forma de líneas verticales onduladas.

Boizán (Santiago)

Por el desvío que hay señalizado a la izquierda a dos kilómetros de Vilalba, en dirección Coruña por la carretera N-634, se llega a la parroquia de Boizán.
La zona es conocida por el Alto de Vixil, lugar que ofrece unas hermosas vistas de la villa capital y en el que se sitúa el castro del mismo nombre. De época prerromana y con sólo un muro defensivo, el antiguo poblado fortificado aún conserva restos de viviendas, chimeneas y hornos.

En Boizán también se puede visitar la capilla de las Nieves, próxima al castro, y la iglesia parroquial, que rinde culto al Apóstol Santiago. Del siglo XVI, aunque con reformas posteriores, en la construcción destacan los canecillos geométricos sitos en el tejaroz, así como un pórtico cubierto por la parte sur de la nave y un campanario con dos vanos en el frente.

 
Consellería de Innovación e Industria Icono de conformidad con el Nivel Doble-A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI

Oficina de Turismo de Vilalba - turismo@vilalba.org RSS
Calle Domingo Goás - 27800 - Vilalba (Lugo)
Tel.: 982 511 383